Saltar al contenido

Agua en el oído: cómo eliminarla en casa y cuándo acudir al médico

mayo 24, 2021

El agua en el oído es bastante común y puede ocurrir durante los deportes acuáticos o incluso en el baño. Sin embargo, con la llegada del verano, la incidencia aumenta mucho, al ser más habitual la asistencia a piscinas y playas. Conozca cuáles son las causas y qué hacer con esta afección:

Causas

Los conductos auditivos son tubos cerrados por la membrana timpánica, que separa completamente el lado externo del interno.

En la porción externa se encuentran las glándulas de producción de cera, que tienen la función de proteger el resto de la estructura.

Cuando la cera no es suficiente para impedir la invasión de residuos en el oído medio e interno, puede entrar agua.

Otras numerosas causas de agua en el oído pueden estar relacionadas, como la inflamación crónica, la descamación de la piel y los tumores óseos benignos.

¿Cómo eliminar el agua del oído en casa?

La única forma de eliminar el agua del oído por su cuenta es sacarla por gravedad, es decir, girar o colocar la cabeza de lado -con el lado afectado hacia abajo-, mover ligeramente la oreja hacia delante y hacia atrás o incluso hacer los famosos saltos de tijera para sacar el líquido.

Todas las demás formas están extremadamente contraindicadas, como las bolas de algodón, el alcohol, el vinagre, el secador de pelo, los palillos de dientes, los peines, las grapas, entre otros. Todo ello conlleva un riesgo muy elevado de lesiones, traumatismos e infecciones.

¿Cuándo buscar un médico?

Si ninguno de los métodos no agresivos para los oídos funciona, debe acudir a un otorrinolaringólogo. Este profesional podrá proporcionar el tratamiento adecuado para el problema.

Tratamiento del agua en el oído

Hay varios tipos de tratamientos médicos, elegidos por cada causa específica:

  • Eliminación de la cera
  • Lavado de oídos
  • Aderezos
  • Antiinflamatorios
  • Antibióticos locales u orales

Complicaciones

Las complicaciones más comunes causadas por el agua en el oído son:

  • Infecciones
  • Dolor intenso
  • Fuga de pus
  • Pérdida de audición
  • Perforación de la membrana timpánica
  • Fractura de los microosículos del oído
  • Sordera definitiva y totalmente irreversible, en los casos más extremos

Por lo tanto, si el agua del oído no sale con facilidad, es necesario acudir a un profesional lo antes posible.

Prevención

Lo ideal es acudir al otorrinolaringólogo sobre todo antes del periodo estival para evitar problemas como el agua en el oído. El especialista comprobará si existe o no una avería para la posible entrada de agua y, si la detecta, la solucionará.