Saltar al contenido

Cigarrillo electrónico, 14 preguntas comunes y sus respuestas

mayo 25, 2021

Con el aumento de las investigaciones sobre los efectos nocivos del tabaquismo, la industria del tabaco ha visto una nueva oportunidad de negocio en los últimos años: los cigarrillos electrónicos. También llamados vapores o vap, son dispositivos que pueden contener o no nicotina y que, teóricamente, minimizan las toxinas del cigarrillo original.

Hay una gran variedad de ofertas en el mercado. Incluso el cigarrillo electrónico no se recomienda para aquellos que quieren deshacerse de la adicción, ya que no hay ninguna base científica para demostrar los beneficios reales para la salud.

A continuación, traemos toda la información sobre el cigarrillo electrónico y hasta qué punto puede considerarse una alternativa segura al tabaquismo habitual.

¿Qué es cigarrillo electrónico?

Un cigarrillo electrónico es un pequeño dispositivo que simula la experiencia de fumar y a menudo se considera una opción más saludable -o menos dañina- que los cigarrillos normales, lo que atrae a las personas que quieren dejar de fumar o desean reducir la cantidad de sustancias tóxicas por calada.

En él, hay un recipiente que contiene nicotina líquida, agua, disolventes y aromatizantes (con o sin sabor), cuya mezcla se vaporiza y se inhala.

Creada a mediados de los años 60 en Estados Unidos, aún no es unánimemente aceptada en medicina, aunque algunos la consideran un importante reductor de los daños causados por el tabaquismo.

¿Cuáles son los tipos?

Los cigarrillos electrónicos siguen el mismo estándar de funcionamiento, lo que cambia, sin embargo, son los modelos según la marca y las posibilidades de personalización.

¿Cómo funciona?

En el cigarrillo electrónico no se produce la combustión del tabaco por el fuego, pero sí el sobrecalentamiento de las sustancias contenidas en el cartucho, como la nicotina, los disolventes y los aromas, por la energía de la batería.

Hay evidencias de que este mecanismo puede incluso inducir ciertas reacciones y cambios físicos en los componentes del cartucho, formando otras sustancias potencialmente tóxicas para el organismo.

¿Es perjudicial el cigarrillo electrónico?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no ha logrado determinar qué daños puede traer el cigarrillo electrónico a la salud, pero es un hecho que no es un producto 100% libre de riesgos.

No se recomienda su uso porque la inhalación de gas caliente puede estar relacionada con algunos tipos de tumores de la cavidad oral y del esófago. Incluso, el posible beneficio de usar el dispositivo en lugar del cigarrillo convencional nunca ha sido validado científicamente.

Por otro lado, los médicos que recomiendan el cigarrillo electrónico defienden que él  usuario sigue consumiendo nicotina, pero sin las otras sustancias tóxicas del cigarrillo convencional, como el alquitrán.

¿Pero el cigarrillo electrónico no tiene menos sustancias tóxicas?

Sí. Precisamente por eso muchos lo defienden como sustituto del cigarrillo normal. El problema es que el hecho de tener menos sustancias nocivas para la salud no significa que el producto esté completamente libre de riesgos.

De hecho, hay muchas versiones del cigarrillo electrónico que traen la nicotina diluida en el líquido que luego se convierte en vapor.

¿Es adictivo?

El cigarrillo electrónico puede contener o no nicotina, una sustancia que provoca adicción al estimular la producción de dopamina, un neurotransmisor que actúa en los centros de placer del cerebro.

Debido a la falta de estandarización en el mercado, puede haber otra variedad de productos que difieren en relación con los formatos, las concentraciones de líquidos y las marcas. Por lo tanto, es complicado evaluar en general si un producto es capaz o no de crear adicción en el consumidor.

¿Qué sustancias contiene el líquido del cigarrillo electrónico?

La esencia del cigarrillo electrónico se adquiere en pequeños envases -generalmente en estancos- y se introduce en un minirreservorio.

En total, ya hay más de 7.000 variaciones de sabores. La mayoría vienen con nicotina diluida, pero también es posible encontrarlos sin ella.

De todos modos, a pesar de no ser comparable con los cigarrillos normales, es necesario prestar atención a la composición: ya se han encontrado sustancias nocivas para la salud, como plomo, níquel, estaño y cromo. Muchos de ellos tienen incluso un potencial cancerígeno.

El contenido de nicotina presente en los líquidos para cigarrillos electrónicos, además, varía según el fabricante, y puede ser de cero a 36 mg / mL.

¿Cuáles son los riesgos de los cigarrillos electrónicos?

Todavía no se sabe con exactitud qué daños son intrínsecos al cigarrillo electrónico, pero la propia nicotina -presente en parte de los líquidos utilizados- es ya una vieja conocida de la medicina no sólo por causar adicción, sino también por traer riesgos para la salud.

Se relaciona con una mayor probabilidad de enfermedades cardiovasculares, retraso en el desarrollo del feto, mayor riesgo de aborto y nacimiento prematuro.

¿Tiene ventajas el uso de los cigarrillos electrónicos?

Además de estar expuesto a una menor cantidad de sustancias tóxicas, el cigarrillo electrónico llama la atención por no amarillear los dientes (uno de los principales problemas estéticos causados por el tabaquismo habitual), no provocar mal olor, ser menos contaminante, más barato (a largo plazo) y presentar un menor riesgo de enfermedades pulmonares -incluso en el caso del tabaquismo pasivo-.