Saltar al contenido

Colesterol alto: síntomas, causas, dieta, remedios y cómo evitarlo

mayo 24, 2021

En general, podemos definirlo como una condición en la que el organismo presenta niveles elevados del llamado LDL, más popularmente conocido como “colesterol malo”. Cuando esto ocurre, el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio, la aterosclerosis y el ictus, es mucho mayor. Entiéndelo:

Causas y factores de riesgo del colesterol alto

El colesterol alto está asociado a una serie de factores, pero generalmente es el resultado principalmente de la ausencia de hábitos saludables y, también, de una posible predisposición genética.

A continuación, conozca los principales factores de riesgo del colesterol alto:

  • Malos hábitos y sedentarismo: no hacer ejercicio y no seguir una dieta equilibrada son, en la mayoría de los casos, la principal causa de los niveles altos de colesterol
  • Factores genéticos: tener antecedentes familiares puede aumentar las posibilidades de padecer este problema
  • Fumar: de los muchos problemas que puede causar el tabaco, el colesterol alto es uno de los más comunes
  • Sobrepeso u obesidad: las personas con sobrepeso – o con mucho sobrepeso – pueden tener el problema más fácilmente
  • Consumo excesivo de alcohol: Beber demasiado alcohol puede aumentar las posibilidades de tener el colesterol alto y, en consecuencia, las enfermedades del corazón
  • Diabetes mellitus: existe un gran predominio del problema en pacientes con diabetes mellitus, debido a la elevada cantidad de azúcar presente en el torrente sanguíneo
  • Menopausia: Los niveles altos de colesterol LDL son comunes en las mujeres que acaban de pasar por la menopausia

Signos y síntomas del colesterol alto

El colesterol alto es un problema de salud silencioso, por lo que aisladamente no presenta síntomas.

Tanto es así que a menudo las personas no lo descubren hasta que se someten a pruebas rutinarias o experimentan una complicación como consecuencia de ello. Por ello, es importante estar atento a los signos que puedan indicar un problema más grave:

  • Asco y vómitos
  • Fatiga
  • Indigestión
  • Mal aliento
  • Dolor en el pecho
  • Dolor de cabeza
  • Intolerancia a los alimentos
  • Alergias cutáneas
  • Estreñimiento o constipación
  • Agitación
  • Inflamación de las articulaciones
  • Visión borrosa

Un nivel elevado de colesterol LDL en el organismo también puede dar lugar a depósitos de grasa en el hígado. Este problema, que puede ser bastante grave, presenta algunos síntomas específicos. Compruébalos:

  • Presencia de pequeñas bolas de grasa en la piel (xantelasma)
  • Hinchazón en la región del abdomen sin razón aparente
  • Aumento de la sensibilidad en el vientre

Diagnóstico y pruebas frecuentes

Dado que el colesterol alto no presenta síntomas por sí mismo, la única forma de diagnosticarlo es mediante pruebas rutinarias. El más común es el llamado perfil lipídico, la prueba más completa de todas porque proporciona resultados detallados de todos los tipos de colesterol: total, LDL, HDL (el llamado colesterol bueno) y triglicéridos.

El intervalo entre las pruebas varía en función del paciente y de su información médica. Por ejemplo, en el caso de los niños, se recomienda realizar la prueba cada 5 años. Sin embargo, si hay antecedentes de enfermedades cardiovasculares, lo ideal es que las pruebas de seguimiento se realicen al menos cada 2 años.

Lo mismo ocurre con los adultos mayores: a partir de los 45 años, se recomienda realizar pruebas rutinarias de colesterol anualmente para garantizar la prevención completa de cualquier complicación.

Tasas de colesterol

Los resultados de la prueba muestran los niveles de colesterol del paciente. Los valores de referencia de los niveles de colesterol varían según la edad y el sexo.

En general, los niveles de colesterol esperados para los menores de 19 años son los mismos para hombres y mujeres. Después de ese grupo de edad, las tasas varían según el sexo. Mira esto:

Personas de 19 años o menos

  • HDL: por encima de 45 mg/dL
  • LDL: menos de 100mg/dL
  • No-HDL: Menos de 120mg/dL
  • Colesterol total: menos de 170mg/dL

Hombres mayores de 20 años

  • HDL: 40mg/dL o más
  • LDL: Menos de 100mg/dL
  • No-HDL: Menos de 130mg/dL
  • Colesterol total: 125mg/dL a 200mg/dL

Mujeres mayores de 20 años

  • HDL: 50mg/dL o más
  • LDL: Menos de 100mg/dL
  • No-HDL: Menos de 130mg/dL
  • Colesterol total: 125mg/dL a 200mg/dL

Tratamiento del colesterol alto

Si la falta de una dieta equilibrada y el sedentarismo son algunas de las principales causas del colesterol alto, la mejor manera de tratarlo es promoviendo un cambio significativo de hábitos.

Esto es lo que no puede faltar:

  • Adopción de una dieta saludable
  • Reducción considerable del consumo de bebidas alcohólicas
  • Ejercicio regular
  • Control del estrés y la ansiedad
  • No fumar

Medicamentos

Puede ser necesario tomar algunos medicamentos para el colesterol alto -siempre bajo el consejo de un especialista- como las estatinas. Entre los más famosos están la simvastatina, la fluvastatina, la pitavastatina y la atorvastatina.

Alimentos para reducir el colesterol

Utilice la siguiente lista para adaptar su dieta para prevenir o tratar el colesterol alto:

  • Carnes magras, como las aves de corral (sin piel) y el pescado
  • Avena
  • Cebada
  • Centeno
  • Chocolate negro
  • Acai
  • Aceite de oliva
  • Té verde
  • Castañas
  • Nueces
  • Almendras
  • Frijoles
  • Soja
  • Aceite vegetal
  • Frutas, como la manzana, la uva, la fresa y los cítricos
  • Leche desnatada y derivados
  • Alcachofa
  • Vino tinto

Alimentos que deben evitarse

  • Alimentos embebidos y procesados;
  • Carne roja grasa
  • Aceites procesados, como el de soja o el de maíz
  • comida frita
  • sal en exceso
  • Productos lácteos pasteurizados
  • Exceso de azúcar

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, el colesterol alto puede provocar diversas afecciones cardiovasculares, como la aterosclerosis (endurecimiento de las paredes de los vasos sanguíneos), la hipertensión, el infarto de miocardio, la diabetes y otras enfermedades relacionadas con el hígado o la vesícula biliar.

Dado que el colesterol alto es un problema de salud silencioso y asintomático, es peligroso y debe vigilarse estrechamente dentro del plazo estándar para cada grupo de edad.

Para prevenir posibles complicaciones, es fundamental no sólo hacerse las pruebas, sino también adoptar un estilo de vida más saludable.

¿Cómo prevenir el colesterol alto?

Las mejores formas de prevenir el colesterol alto en realidad siguen exactamente las mismas recomendaciones para las personas que ya tienen el colesterol alto y necesitan reducir el exceso de colesterol LDL en su torrente sanguíneo.

Evitar los alimentos fritos, no fumar, no beber demasiado alcohol, comer siempre fruta y verdura y hacer ejercicio con regularidad son hábitos saludables que cualquier persona debería tener para prevenir el colesterol alto.