Saltar al contenido

Dolor de cuello, las 10 principales causas y cuándo acudir al médico

mayo 25, 2021

Existen numerosas causas de dolor de cuello, algunas benignas y temporales y otras graves. Por ejemplo, el problema puede ser tanto una simple distensión muscular como un signo de tumores graves.

Debido a la diversidad de diagnósticos posibles, es importante prestar atención a factores como la recurrencia del dolor, la intensidad y la localización, y acudir al médico siempre que las molestias sean demasiado intensas o duraderas.

Causas del dolor de cuello

1.    Postura incorrecta

Es habitual encontrar personas que inclinan la cabeza hacia abajo cuando están trasteando con el ordenador o permaneciendo con el móvil, y esta postura es una de las principales causas de dolor de cuello.

2.    Mala posición al dormir

Dormir en una mala posición -como boca abajo o con una almohada excesivamente alta- puede hacer que la persona se despierte con dolor en todo el cuerpo, incluido el cuello.

Si las molestias se repiten con frecuencia, es interesante valorar si el colchón y la almohada son adecuados, además de intentar adoptar una de las mejores posturas para dormir.

3.    Bruxismo

El bruxismo es un problema de salud caracterizado por el rechinamiento involuntario de los dientes durante el sueño, generalmente como consecuencia del estrés o la ansiedad. ¿Pero qué tiene que ver con tu cuello? Es sencillo: cuando contraes la mandíbula mientras duermes, se produce una presión extra en el cuello, que -dependiendo de la intensidad- puede provocar dolor justo al amanecer.

4.    Tortícolis

La tortícolis es un dolor intenso que impide a la persona mover el cuello hacia un lado, hacia arriba o hacia abajo. Por lo general, es el resultado de contracturas musculares que se producen por la noche, lo que hace que el individuo ya se despierte con dolor.

Sin embargo, la tortícolis también puede producirse en caso de movimientos muy rápidos y bruscos del cuello, levantamiento de peso, actividades físicas y tiempo excesivo en la misma posición.

5.    Artrosis

La artrosis es una enfermedad que se caracteriza por el desgaste de los discos entre las vértebras y puede afectar a varias partes de la columna vertebral, incluido el cuello.

El problema suele ser el resultado del envejecimiento, pero también puede generarse por un traumatismo, actividades físicas que fuercen las articulaciones, obesidad y deformidades óseas.

6.    Hernia discal cervical

El desplazamiento de una parte del disco intervertebral (situado en la parte superior de la columna vertebral) puede provocar dolor de cuello. Se produce por una lesión, una mala postura o el desgaste de la columna vertebral.

7.    Artritis reumatoide

Otra causa de dolor de cuello es la artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune que provoca dolor en las articulaciones de todo el cuerpo.

Los factores de riesgo del problema son la predisposición genética, el sobrepeso o la obesidad, el tabaquismo y los desequilibrios hormonales. También puede ser el resultado de infecciones por microorganismos que provocan desequilibrios en el sistema inmunitario.

8.    Meningitis

La inflamación de las meninges (membranas que recubren el cerebro y la médula espinal), conocida como meningitis, es una afección que se manifiesta inicialmente con rigidez y fuertes dolores en el cuello. En este caso, una de las principales quejas es la dificultad para poner la barbilla contra el pecho.

El problema suele ser consecuencia de infecciones por bacterias, hongos o virus.

9.    Tumores

Algunos tumores – benignos o malignos – en la parte superior de la columna vertebral pueden ser causa de dolor en la nuca.

Hay varias razones detrás de esta afectación, que puede ir acompañada de bulto y molestias al mover el cuello.

10. Obstrucción de las arterias

La obstrucción de los vasos sanguíneos del cuello, como la arteria carótida, puede manifestarse con dolor en la región. Generalmente, la afección es resultado de la obstrucción por placas de grasa y coágulos.

Este diagnóstico puede ser mortal o causar secuelas en caso de evolución a ictus.

¿Cuándo debo preocuparme?

Aunque sentir estas molestias no es necesariamente un indicio de que tu cuerpo esté ante algo grave, en lugar de preguntarte qué puede ser el dolor de cuello, lo ideal es buscar ayuda médica -sobre todo si las molestias aumentan, duran más de una semana o se irradian a otras zonas- para analizar el cuadro y, en caso de que sea grave, tratarlo cuanto antes.

El profesional más adecuado para investigar las causas del dolor de cuello es el traumatólogo.