Saltar al contenido

Ecografía: indicación, cómo se hace, riesgos y resultados

mayo 25, 2021

La ecografía se descubrió para uso médico en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial y se ha convertido en una de las pruebas de diagnóstico más utilizadas en el mundo. A diferencia de otros tipos de pruebas de imagen, la ecografía no emite radiación y no suele entrañar riesgos para el paciente. Entiéndelo:

¿Qué es?

Mediante la emisión de ondas sonoras de alta frecuencia (que no pueden ser oídas por el ser humano) se producen vibraciones en los tejidos internos, que son captadas por un dispositivo que lleva a la formación de una imagen. Con el desarrollo tecnológico, la precisión de este examen no ha hecho más que aumentar, permitiendo diagnosticar quistes, tumores, embarazos y mucho más.

Historia

Con la intención de estudiar la parte interna del cuerpo sin tener que abrirlo, los científicos a lo largo de los siglos XIX y XX comenzaron a investigar diversas tecnologías para hacerlo. Una de ellas fue la onda sonora, que condujo al desarrollo de prototipos de aparatos de ultrasonidos.

Con los avances de la ciencia, los médicos empezaron a utilizar este examen para identificar el tejido dañado dentro de sus pacientes sin tener que realizar procedimientos invasivos.

Hoy en día, la ecografía desempeña un papel cada vez más importante como método de análisis y es un gran aliado de la medicina para diagnosticar diversas afecciones.

¿Para qué sirve?

El ultrasonido es un examen realizado para diagnosticar condiciones dentro del cuerpo humano, y se utiliza para diferentes propósitos, como entender las causas del dolor, así como para diagnosticar lesiones en músculos, articulaciones y tendones.

La prueba también sirve para diagnosticar enfermedades reproductivas y el embarazo, además de visualizar y comprender varias estructuras internas del cuerpo humano.

Indicación

Es importante destacar que el examen sólo está indicado bajo supervisión médica y que debe realizarse únicamente en lugares adecuados y con profesionales cualificados.

La ecografía está generalmente indicada para personas que presentan sospecha o diagnóstico previo de enfermedades digestivas, cardíacas, urinarias, reproductivas, etc., además de ser excelente para confirmar el embarazo y seguir el desarrollo fetal.

Principales tipos

Aunque existe una gran variedad de tipos de ecografía, hay algunos que son más comunes. Vea los principales en el mundo:

Convencional

Es el más solicitado por los médicos. Se utiliza para entender los gráficos que exigen un análisis menos complejo; esta ecografía se presenta en un formato bidimensional.

Doppler

Cuando el examen ecográfico se realiza con Doppler, además de observar los tejidos, es posible analizar el flujo sanguíneo en la región investigada.

Ecocardiografía transesofágica

Este método de diagnóstico, a pesar de realizarse por ultrasonografía y no por el sistema óptico, es un poco más invasivo.

Al igual que la endoscopia, analiza e investiga la región cardíaca (corazón y vasos). Se realiza bajo anestesia y sedación.

Elastografía

Ampliamente utilizada para investigaciones en la región del hígado, la elastografía es un examen ecográfico que sirve para estudiar la elasticidad de los tejidos. Mediante la vibración sonora, es posible conocer la rigidez de un tejido, observando las alteraciones presentes.

Ultrasonografía transvaginal

Como su nombre indica, este examen se utiliza para analizar aspectos de los genitales femeninos. El médico introduce el dispositivo dentro de la vagina de la paciente para visualizar el aspecto del útero y los ovarios.

Ultrasonografía transrectal

Ampliamente utilizada para el examen de la próstata, la ecografía transrectal observa las posibles alteraciones mediante la inserción del equipo en el ano.

¿Cómo se realiza?

Cada tipo de ecografía se realiza de forma diferente.

Aunque la mayoría de ellas se realizan de forma externa o con la inserción en las cavidades corporales, otras, como la ecocardiografía transesofágica, exigen más preparación, incluyendo la sedación del paciente, por ejemplo.

Preparación

La mayoría de los tipos de ultrasonidos no requieren ninguna preparación previa, pero los hay que requieren ayuno, alta ingesta de agua e incluso sedación y anestesia.

Contraindicaciones

A pesar de ser un examen muy común para las mujeres embarazadas -ya que evalúa el desarrollo fetal-, debe realizarse con precaución en este grupo. He aquí otros casos en los que la ecografía está contraindicada:

  • Investigación en el globo ocular
  • Pacientes con tumores
  • Personas con marcapasos
  • Pacientes de radioterapia
  • Personas cuya área de análisis es el cerebro
  • Pacientes con infecciones agudas
  • Pacientes con tromboflebitis
  • Posibles riesgos

Como utiliza ondas sonoras de baja potencia, la ultrasonografía no presenta grandes riesgos conocidos para la salud.

Por lo tanto, las contraindicaciones tienen un carácter preventivo más que un impedimento, considerando que no se han demostrado los efectos nocivos que presenta el método.

Resultados

Los resultados del examen ecográfico suelen incluir un informe impreso con las observaciones del especialista encargado y una serie de imágenes del lugar analizado.

A veces, el informe puede indicar alguna enfermedad, pero sólo el médico responsable puede validarlo.

¿Dónde hacerlo?

Los exámenes de ultrasonografía pueden realizarse en clínicas o laboratorios de imagen y diagnóstico.