Saltar al contenido

Forúnculo: causas, síntomas, tratamiento y medicamentos

mayo 25, 2021
Forúnculo: causas, síntomas, tratamiento y medicamentos

Bastante común, el forúnculo se confunde a menudo con los granos u otros tipos de llagas e infecciones, pero es importante saber que se trata de un problema diferente.

Esta lesión puede doler mucho, liberar pus y endurecer la piel que la rodea. Si no se tratan, las complicaciones de los forúnculos rara vez son graves, pero pueden dejar cicatrices.

¿Qué es un forúnculo?

Un forúnculo es una dolencia que afecta a la unidad sebácea pilosa de la piel. Aquí se encuentran el folículo piloso (que produce el pelo) y la glándula sebácea, que segrega una especie de aceite que llamamos sebo.

La inflamación de esta zona se conoce como foliculitis y puede dar lugar a la formación de un forúnculo, que no es más que un absceso lleno de pus. Con el tiempo, este absceso “saldrá” de la piel, formando una punta amarilla característica.

Aunque otros agentes infecciosos también son responsables de la formación de un forúnculo, el Staphylococcus aureus es, con mucho, el motivo más común.

Tipos de forúnculos

No hay diferentes tipos de forúnculos, sino distintas evoluciones de la enfermedad que reciben diferentes nombres. Por ejemplo, si se forman varios forúnculos en una región muy cercana y llena de folículos pilosos, pueden acabar convirtiéndose en un ántrax, que es una gran llaga con mucho pus.

Algunas personas empiezan con un solo forúnculo, pero la bacteria puede extenderse por la piel y generar nuevas heridas. En este caso, la afección se denomina furunculosis.

¿Cuál es la causa?

La principal causa del forúnculo es la infección por algún agente infeccioso. En general, la bacteria Staphylococcus aureus es la responsable de ello.

¿Los forúnculos pueden contagiarse?

Como cualquier enfermedad causada por una bacteria, el forúnculo es contagioso.

Sin embargo, se trata de una bacteria que suele estar ya en nuestra piel. Si la inmunidad de la otra persona es buena, no es una enfermedad que se contagie tan fácilmente. Pero, recapitulando, como es un problema causado por una bacteria, se considera transmisible.

¿La depilación puede provocar forúnculos?

No, sin embargo, dependiendo de cómo se haga la depilación, se puede dañar la piel, creando una puerta de entrada para posibles infecciones, incluido el forúnculo.

Factores de riesgo

El forúnculo es un problema que puede aparecer en cualquier zona del cuerpo que tenga pelo. Sin embargo, es más común verlo en zonas de pliegues como, por ejemplo, las axilas, la ingle, el abdomen y, a veces, el cuello.

Baja inmunidad

El principal factor de riesgo para la aparición de forúnculos es la baja inmunidad. Todo el mundo, de vez en cuando, sufre una bajada de la inmunidad, pero quienes padecen enfermedades específicas que atacan al sistema inmunitario tienen más posibilidades, como el lupus y el VIH.

Sobrepeso y obesidad

Por lo general, las personas obesas, al tener más pliegues en la piel, también pueden presentar forúnculos debido a la fricción que les produce ciertas zonas del cuerpo.

Ropa ajustada

La ropa muy ajustada, que provoca roces, también puede hacer que el individuo sea susceptible de desarrollar forúnculos.

Humedad

Por último, las zonas más húmedas también tienen una alta probabilidad de desarrollar forúnculos.

Síntomas

Por lo general, el forúnculo comienza en alguna región del cabello como una pequeña bola, que puede presentar pus o simplemente ser roja. Con el tiempo, aumentará de tamaño, volviéndose cada vez más rojo, endurecido y doloroso.

¿Cuánto tiempo dura?

La evolución del forúnculo suele durar de siete a diez días. Dependiendo del tamaño de la lesión y de la localización, este periodo puede ser un poco más corto o más largo, pero se puede decir que, con el tratamiento, la lesión remite en aproximadamente dos semanas.

Diagnóstico

Aquí no hay ningún secreto. Sólo con mirar tu piel, un dermatólogo sabrá de qué se trata. Las únicas excepciones son los casos muy graves, en los que la aparición de forúnculos puede ser el resultado de un problema más grave. En estos casos, el paciente puede someterse a exámenes específicos.

Complicaciones y riesgos

Si no se trata, existe el riesgo de que esta bacteria provoque un absceso, que sería una infección más profunda y con mayor afectación de las estructuras de la piel, lo que puede dejar al paciente con un cuadro infeccioso grave.

¿Puede matar?

Aunque no es muy probable, existe la posibilidad de que el forúnculo ponga en peligro la vida del paciente. si se localiza en una zona muy sensible, como cerca de la nariz, por ejemplo, la infección podría extenderse a los senos cerebrales (canales venosos que involucran al cerebro).

En casos concretos, una persona con una inmunidad muy baja, que presenta un cuadro extenso de infección por la bacteria, corre el riesgo de sufrir una bacteriemia, que es la infección de la sangre, lo que hace que el problema se extienda al resto del organismo. El riesgo es real sólo en individuos con una respuesta inmunitaria comprometida.

¿Se puede curar?

El forúnculo es curable y, normalmente, su evolución es muy tranquila cuando se realiza el tratamiento.

Si el forúnculo llega a perforarse, es decir, a drenar espontáneamente, puede dejar cicatrices, por lo que lo ideal es tratarlo precozmente precisamente para evitar la formación de abscesos y la diseminación de la infección.

¿Cómo tratar?

Ungüento

El tratamiento se realiza con antibióticos tópicos. Muchas veces, sugerimos aplicar una pomada de hervor en la lesión y también en las fosas nasales y debajo de las uñas, porque estos lugares son reservorios de bacterias.

Medicamentos

En los casos más extensos, también puede ser necesario tratar con antibióticos orales.

Drenaje

Es posible que el dermatólogo realice un drenaje, con una aguja, para eliminar el pus y desinflamar el lugar.

Tratamiento en casa

No se debe reventar el forúnculo en casa, pero es posible tomar algunas medidas que ayudan a curar el forúnculo. La más eficaz es la compresa de agua caliente, que puede hacer desaparecer los abscesos en la piel sin necesidad de medicamentos.

Pronóstico

En general, el tratamiento adecuado hace que el forúnculo se cure fácilmente. Ahora bien, en pacientes con baja inmunidad o en algunas localizaciones específicas de la cara, la lesión puede presentar complicaciones.

En cuanto se notan los síntomas, lo ideal es acudir al médico lo antes posible, precisamente para evitar la propagación de la bacteria del forúnculo.

Prevención

Para las personas con un poco de sobrepeso, con muchos pliegues en la piel o que realizan actividades físicas que provocan fricción en la piel, se recomienda utilizar un jabón antiséptico para reducir la acumulación de bacterias en la piel.

Una higiene adecuada es fundamental: lavarse las manos constantemente y evitar permanecer mucho tiempo con la ropa mojada, porque la humedad favorece la proliferación de bacterias.