Saltar al contenido

H. pylori positivo: síntomas, tratamientos y posibilidad de convertirse en cáncer

mayo 24, 2021

La bacteria H. pylori está presente en una gran parte de la población mundial, pero muchas personas no presentan ningún síntoma de la infección o ni siquiera saben que tienen el microorganismo, capaz de generar ardor, reflujo, acidez y dolor.

Además de los incómodos síntomas gástricos, la infección puede causar complicaciones graves, como úlceras y, en casos raros, cáncer.

¿Qué es?

El Helicobacter pylori es una bacteria comensal (es decir, que en muchos casos permanece en el cuerpo humano sin causar daños) que vive en el estómago y tiene la peculiaridad de soportar un entorno rico en ácido, como es el espacio gástrico. Son raras las bacterias que poseen esta capacidad.

Esta bacteria es responsable del 90% de los casos de úlcera duodenal y del 80% de los casos de úlcera de estómago, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, una agencia sanitaria estadounidense.

Causas: ¿cómo atraparlo?

La bacteria se adquiere por el consumo de agua o alimentos contaminados, pero su diseminación aún no se conoce del todo.

Factores de riesgo

El riesgo está relacionado principalmente con las supuestas vías de transmisión, que aún no se conocen del todo.

La recomendación actual es lavar siempre bien los alimentos y tener cuidado con el origen del agua que se consume. Si vives con alguien que tiene H. pylori, tus posibilidades de contraer la bacteria también serán mayores.

Signos y síntomas

La infección por H. pylori puede ser asintomática, lo que hace que muchas personas no sospechen de su existencia.

Por lo general, la infección se descubre durante exámenes digestivos rutinarios, como una endoscopia superior. La principal motivación para estas pruebas suelen ser los síntomas de gastritis o reflujo, como el dolor ardiente, la acidez y la regurgitación de material gástrico.

Diagnóstico

Aunque puede ser asintomática, la sospecha de infección requiere la realización de exámenes, como la endoscopia -que se realiza introduciendo una pequeña cámara conectada a un tubo en la boca hasta el estómago y el duodeno-, todo ello con el paciente sedado. Si se encuentran lesiones, se pueden tomar biopsias para investigar la presencia de bacterias e incluso tratamientos durante el examen.

También se pueden realizar otras pruebas para ayudar en el diagnóstico, como los análisis de heces y de sangre.

¿Qué profesional debo buscar?

Los especialistas más indicados para tratar la infección por H. Pylori son los gastroenterólogos y los cirujanos gástricos.

¿Existe una cura?

La bacteria puede ser erradicada mediante el uso de antibióticos.

Tratamientos

Medicamentos

Aunque los antibióticos, como la amoxicilina, son los fármacos más indicados para combatir el H.pylori, la resistencia está aumentando, lo que representa la principal causa de fracaso del tratamiento.

También pueden estar indicados los medicamentos que disminuyen o estimulan la producción de ácido estomacal, además de los que alivian los síntomas, como el omeprazol y la ciprofloxacina.

También se pueden prescribir protectores gástricos y agentes reparadores de úlceras.

Medidas para el hogar

En cuanto a la alimentación, es importante evitar los alimentos que aumentan la acidez del estómago, como el café, el chocolate, los cítricos, los refrescos, las frituras, los alimentos grasos, entre otros.

También es fundamental mantener una dieta equilibrada y tomar tentempiés entre las comidas copiosas.

Además, está indicado limpiar bien los alimentos antes de comerlos, evitando esta posible vía de infección.

Pronóstico

La infección por H. pylori suele ser difícil de tratar dada la creciente resistencia a los antibióticos. Después de un curso de tratamiento, se deben hacer pruebas para ver si la bacteria ha sido erradicada. Si no es así, se puede iniciar un nuevo tratamiento.

En general, el problema no es grave y hay casos en los que no es necesario erradicar la bacteria, decisión que debe tomar el paciente junto con su médico.

Complicaciones

La principal complicación relacionada con el H. pylori es la inflamación de la mucosa gástrica y la consiguiente formación de úlceras, que pueden causar dolor y ardor de estómago.

¿Puede convertirse en cáncer?

H. pylori está relacionado con el cáncer de estómago. Esta complicación puede ocurrir sólo en los casos en que hay úlceras gástricas o antecedentes familiares del tumor.

Prevención

Dado que la forma de transmisión de la bacteria no se conoce del todo, la forma de prevención es aún incierta. En general, se recomienda mantener una buena higiene de las manos y de los alimentos, evitar las aglomeraciones y tener cuidado si se convive con alguien que tiene H. pylori.