Saltar al contenido

Hipertiroidismo: qué es, causas, síntomas y cómo tratar y prevenir

mayo 24, 2021

El hipertiroidismo se produce cuando hay una producción excesiva de hormonas por parte de la glándula tiroides, que regulan el metabolismo y las funciones del corazón, el cerebro, el hígado y los riñones.

Por lo tanto, cuando está desequilibrada, la producción tiroidea afecta al funcionamiento de todo el organismo y causa grandes inconvenientes al individuo.

A continuación, vea los detalles y cómo detectar la enfermedad.

¿Qué es Hipertiroidismo?

El hipertiroidismo se desarrolla cuando hay una producción excesiva de hormonas tiroideas, llamadas T3 y T4.

La glándula tiroides, además de afectar al funcionamiento de los órganos vitales, también puede interferir en el crecimiento saludable de niños y adolescentes, así como en los ciclos menstruales, la fertilidad, la memoria y el estado de ánimo. Por lo tanto, las alteraciones en él son extremadamente importantes.

Hipotiroidismo e hipertiroidismo: diferencias

El hipertiroidismo se caracteriza por una elevada producción de hormonas por parte del tiroides, lo que provoca síntomas de aceleración del metabolismo.

Por otro lado, el hipotiroidismo se produce cuando la producción de estas hormonas es insatisfactoria. Entre los síntomas más clásicos están el edema corporal (retención de líquidos), la fatiga, la somnolencia, la depresión, la dificultad para perder peso, la pérdida de uñas y de cabello.

Hipertiroidismo en el embarazo

El hipertiroidismo en el embarazo, si no se trata, puede causar graves problemas a la madre y al bebé. Es el caso de los partos prematuros, la eclampsia, el desprendimiento de la placenta e incluso el aborto.

La afección puede producirse tanto durante el embarazo como después, cuando las hormonas de la mujer siguen alteradas a causa del nacimiento del niño. Por lo tanto, quienes tienen el diagnóstico deben tomar la medicación según las indicaciones del médico.

Causas

Hay algunas afecciones que pueden desencadenar un hipertiroidismo agudo o crónico, como la enfermedad de Graves.

Otra causa, más frecuente en las personas mayores, es un adenoma en el lugar, es decir, un tejido autónomo que produce hormonas por sí solo. Puede tratarse de una sola lesión tóxica o de varias.

Factores de riesgo

El factor genético puede ser determinante para el desarrollo o no del hipertiroidismo.

Ser mujer también es un factor de riesgo, ya que es en ellas donde la enfermedad tiene mayor incidencia.

Síntomas de hipertiroidismo

Los síntomas del hipertiroidismo no siempre son fácilmente detectados por el individuo, sin embargo, es necesario prestar atención ya que la condición puede tener consecuencias graves. Estas son las principales manifestaciones:

  • Taquicardia
  • Arritmia cardíaca
  • Nerviosismo, ansiedad e irritación
  • Sudando
  • Intolerancia al calor
  • Fatiga muscular
  • Intestino flojo
  • Pérdida de peso sin motivo aparente
  • Alteraciones del ciclo menstrual
  • Protrusión de los ojos

¿Le hace ganar o perder peso?

Una persona sana intenta perder peso mediante hábitos que aceleren el metabolismo, es decir, que hagan trabajar más y mejor al organismo en su conjunto. Esto genera impactos en la baja retención de líquidos, pérdida de peso, buen funcionamiento del intestino, etc.

Sin embargo, cuando se produce el hipertiroidismo, muchas áreas del cuerpo acaban trabajando a una velocidad mayor y disfuncional. Por lo tanto, el hipertiroidismo hace que el individuo pierda mucho peso y sin ningún esfuerzo aparente. Esta afección puede ser grave porque afecta negativamente al estado de ánimo de la persona.

Diagnóstico

El endocrinólogo explica que los análisis de sangre, con la medición de los índices hormonales, pueden detectar posibles problemas. Es decir, cuando los niveles de T4 y T3 son más altos y el nivel de TSH es más bajo de lo esperado.

La punción tiroidea y la ecografía también pueden ser complementarias para un diagnóstico preciso.

¿A qué profesional debo acudir?

Sólo un endocrinólogo puede detectar la enfermedad e indicar el mejor tipo de tratamiento.

¿Se puede curar?

En muchos casos es posible curarse del hipertiroidismo. Sin embargo, cuando la afección está causada por la enfermedad de Graves, es necesario controlarla durante toda la vida.

Tratamiento del hipertiroidismo

El tratamiento varía en función de la causa principal del hipertiroidismo. Hay muchos factores que influyen en la línea que el médico va a trazar para controlar la enfermedad. Es decir, hay que tener en cuenta las causas, así como la edad, otros medicamentos de uso concomitante y los antecedentes.

En general, las opciones suelen ser:

Medicamentos

Los medicamentos antitiroideos son capaces de disminuir la producción de hormonas por parte del tiroides.

Terapia con yodo

El yodo radiactivo puede curar el hipertiroidismo, sin embargo, a menudo puede destruir la función tiroidea, lo que lleva al paciente a complementar las hormonas durante el resto de su vida.

Cirugía

La extirpación quirúrgica del tiroides es una solución permanente para el hipertiroidismo, pero se considera sólo como último recurso, ya que requiere la suplementación de las hormonas producidas por esta glándula y también puede dañar el suministro de calcio del cuerpo, así como los nervios de la laringe.

Pronóstico

El médico explica que el pronóstico del hipertiroidismo es tranquilo, ya que los casos extremos son raros. Sin embargo, es importante que el paciente siga el tratamiento correctamente.

También hay hábitos que pueden aliviar los síntomas de la enfermedad: por ejemplo, la pérdida excesiva de peso puede evitarse con suplementos.

Complicaciones

Si no se trata, el hipertiroidismo puede culminar en tirotoxicosis, que es una condición que empeora los síntomas del hipertiroidismo. Entre sus síntomas, además de los clásicos, la fiebre, el déficit de atención y el dolor abdominal. El suceso requiere hospitalización urgente.

Además, la evolución progresiva del hipertiroidismo también puede llevar al individuo a la muerte.

Prevención

El endocrinólogo explica que no hay forma de prevenir el hipertiroidismo.