Saltar al contenido

Lepra, qué es, síntomas, transmisión y más sobre la lepra

mayo 24, 2021

La lepra, más conocida como bacilo de Hansen o lepra, es una de las enfermedades más antiguas del mundo. Aunque no fue reconocida hasta 1873 por el científico noruego Armauer Hansen, su primer registro fue hace más de 4.000 años en China, Egipto e India.

Siga leyendo y aprenda más sobre la enfermedad:

¿Qué es la lepra?

Es una enfermedad infecciosa, crónica y transmisible, causada por Mycobacterium leprae, que afecta principalmente a los nervios periféricos, la piel y las mucosas de las vías respiratorias superiores.

Etapas

La lepra puede clasificarse según el tipo y el número de zonas comprometidas:

1.      Paucibacilo

Puede ser indeterminada o determinada y presenta hasta cinco manchas o placas con o sin afectación nerviosa. Es la fase inicial de la enfermedad.

2.      Multibacilar

Puede ser limítrofe o virchowiana y presenta seis o más lesiones cutáneas, con afectación de al menos dos nervios. En su forma más grave, afecta a la nariz, los riñones y el pene.

¿Cuáles son las causas?

La lepra se transmite a través del contacto con gotas de saliva o secreciones nasales de un portador de la enfermedad, ya sea humano o animal. El contacto con la piel no transmite la enfermedad.

Factores de riesgo

Los principales factores que afectan a las personas con esta enfermedad son

  • Contacto estrecho con un portador de lepra multibacilar
  • Pobreza
  • Vivir en zonas endémicas
  • Hábitos de higiene inadecuados
  • Predisposición genética

Signos y síntomas de la lepra

Los síntomas de la lepra son múltiples, pero los principales abarcan:

  • Manchas blancas, rojas o marrones en cualquier parte del cuerpo
  • Pérdida de sensibilidad, tacto y sensación de dolor en manos, pies, cara, orejas, tronco, nalgas y piernas
  • Zonas con adelgazamiento del cabello y sudoración
  • Dolor y sensación de choque, hormigueo, punzadas y pinchazos en los nervios de los brazos y las piernas
  • Hinchazón de manos y pies
  • Úlceras en piernas y pies
  • Nódulos rojizos y dolorosos en el cuerpo
  • Fiebre, hinchazón y dolor articular
  • Nariz obstruida, sangrante, dolorida y seca
  • Ojos secos

Diagnóstico

El diagnóstico de la lepra se realiza mediante exámenes generales y dermato-neurológicos para identificar la presencia de lesiones cutáneas, así como zonas de la piel con sensibilidad alterada y autonomía nerviosa periférica. Si el paciente presenta estos síntomas, será derivado para una biopsia de los nódulos o placas.

Entre las pruebas que se realizan con más frecuencia para la investigación están la microscopía de frotis de piel, la biopsia de piel, el análisis de tejidos para detectar ADN bacteriano y el análisis de sangre para detectar anticuerpos anti-PGL-1.

¿A qué profesional debo acudir?

Si aparecen síntomas de lepra, los profesionales más cualificados para investigar y tratar la afección son neurólogos, dermatólogos e infectólogos.

¿Se puede curar la lepra?

Todos los estadios de la lepra se pueden curar, lo único que hay que hacer es seguir los tratamientos indicados de forma correcta.

Tratamiento de la lepra

El tratamiento de la lepra puede durar entre seis meses (para el tipo paucibacilar) y un año (para el tipo multibacilar).

Se realiza con una terapia multimedicamentosa (MDT) asociada a los antimicrobianos, tal y como sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS). Todavía al principio, la enfermedad deja de transmitirse.

Al principio del tratamiento, la dosis debe tomarse mensualmente y ser controlada por el profesional sanitario. Los otros pueden ser autocontrolados.

En el caso de los niños, la dosis estándar de la medicación debe ajustarse en función del peso y la edad. Los pacientes que tienen alguna intolerancia a los compuestos deben elegir esquemas de sustitución.

Pronóstico

Con un tratamiento adecuado, la lepra puede curarse. Sin embargo, muchos pacientes, debido a la falta de acceso a los centros de tratamiento, no son diagnosticados y esto puede provocar deformidades físicas. Sin embargo, la lepra no mata.

Complicaciones

Hay varios tipos de complicaciones que puede causar la lepra:

Directo

Se deben a la presencia del bacilo en la piel en cantidades masivas, común en pacientes multibacilares. Conducen a problemas tales como

  • Rinitis leprosa
  • Úlcera de la mucosa septal
  • Colapso nasal
  • Aflojamiento de los dientes incisivos superiores
  • Destrucción de la columna vertebral del hueso nasal
  • Mucosa oral gruesa, con nódulos en el paladar
  • Trichiasis
  • Iris atrofiado
  • Iritis aguda o crónica

A la lesión neural

Si son primarias, afectan a los troncos nerviosos, generando parálisis y pérdida de extensión de los músculos de los dedos y la muñeca.

Si la complicación es secundaria, en la mayoría de los casos está relacionada con problemas neuronales, como la dificultad para recuperarse de las úlceras planas, la pérdida de sensibilidad y la piel seca y debilitada.

A las reacciones

Como la lepra es una enfermedad crónica, puede cambiar su curso, dando lugar a fiebre alta, dolor a lo largo de los nervios, lesiones cutáneas y empeoramiento de las lesiones anteriores.

Prevención

Las formas de prevenir la lepra son:

  • Evitar el contacto con las secreciones fisiológicas de las personas infectadas
  • Mantener hábitos de higiene saludables

La mejor manera de detener la lepra es el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado.