Saltar al contenido

Omeprazol: ¿para qué sirve? Entender el prospecto, cómo tomarlo y más

mayo 24, 2021

El omeprazol es un medicamento con el que, sin duda, están familiarizados quienes padecen gastritis, esofagitis por reflujo y úlceras gástricas. Aunque es la recomendación número uno de muchos médicos para tratar los problemas gástricos, el fármaco suele ser noticia por sus posibles efectos secundarios a largo plazo.

Varios estudios ya han señalado que el uso continuado de omeprazol puede provocar graves problemas de salud, como anemia, osteoporosis y demencia. Uno de ellos fue un estudio de la Universidad de Hong Kong y el University College de Londres, publicado en la revista GUT, que reveló que el medicamento puede aumentar hasta 2,4 veces las posibilidades de padecer cáncer de estómago.

Pero, después de todo, ¿tomar Omeprazol es malo o no? A continuación, entienda cómo funciona y lo que dicen los expertos sobre las ventajas y los posibles peligros relacionados con su uso.

Principio activo

El omeprazol es el principio activo de fármacos con diversos nombres comerciales, como Losec, Victrix y Omeprasec.

Composición

Las cápsulas cuentan con:

  • 10, 20 o 40 mg de omeprazol
  • Excipientes farmacéuticos: almidón, carbonato de magnesio, polimetacrilato de etilo, sílice, dióxido de titanio, fosfato disódico, hidróxido de sodio, hiprolosa, hipromelosa, polisorbato, macrogol, sacarosa y esteatita

¿Para qué se utiliza el omeprazol?

El omeprazol está indicado para pacientes con:

  • Acidez estomacal
  • Gastritis
  • Esofagitis
  • Úlcera gástrica
  • Úlcera duodenal
  • Hemorragia digestiva alta
  • Reflujo gastroesofágico
  • Combatir la bacteria H. pylori
  • Síndrome de Zollinger-Ellison

El fármaco funciona como un “revestimiento” del estómago para proteger el órgano de la acción de los medicamentos que pueden dañarlo, como los antiinflamatorios.

¿Cómo funciona el omeprazol?

El fármaco es un inhibidor de la bomba de protones (IBP) que ayuda a controlar la liberación de ácido clorhídrico, utilizado en la digestión, y evita que el exceso de esta sustancia, tan común en quienes sufren problemas gástricos, provoque daños en el revestimiento del estómago.

¿Cómo tomar Omeprazol?

El omeprazol está disponible en forma de cápsulas o comprimidos recubiertos para ser tomados por vía oral.

Se recomienda tomarlo 15 minutos antes de las comidas, preferiblemente por la mañana. La cápsula no debe masticarse ni abrirse, sólo debe tragarse entera.

En algunos casos, se recomienda su uso antes del desayuno porque evita que los síntomas de la gastritis y otras enfermedades similares se manifiesten a lo largo del día.

También existe una versión en polvo para la administración inyectable, en este caso sólo con ayuda profesional.

Dosificación

La dosis diaria para adultos es de 20 mg y debe administrarse hasta cuatro semanas en casos de úlceras en el duodeno y hasta 8 semanas en lesiones gástricas y esofagitis por reflujo.

Los pacientes con síndrome de Zollinger-Ellison suelen tomar 60 mg una vez al día, pero puede haber diferentes pautas médicas según el caso.

Los niños mayores de 1 año deben tomar omeoprazol 10 mg. Los que pesan más de 6 kilos, en cambio, pueden utilizar la versión de 20 mg. Finalmente, en estos casos el consumo máximo es de 40 mg al día.

¿Qué hacer si me olvido?

Si no se toma el Omeprazol, tómelo tan pronto como lo recuerde o pase a la siguiente dosis. Nunca tome dos dosis juntas sin el consejo de un profesional de la salud.

Contraindicaciones del Omeprazol

Las contraindicaciones se refieren oficialmente a las personas que han mostrado hipersensibilidad a cualquier componente de la fórmula o a otros inhibidores de la bomba de protones.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas?

La seguridad del Omeprazol para las mujeres embarazadas y lactantes aún no ha sido completamente aclarada.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios del Omeprazol suelen ser leves y temporales. Los más comunes son el dolor de cabeza, las náuseas, los mareos, los vómitos, el dolor de estómago, la diarrea, el estreñimiento, el dolor de espalda, los calambres y la candidiasis.

Sin embargo, se han notificado reacciones raras y más graves debidas a un consumo prolongado, como deficiencia de magnesio, deficiencia de vitamina B12, inflamación del estómago, osteoporosis, lupus y demencia.

Interacciones con otros medicamentos

Al igual que otros fármacos, el Omeprazol puede inhibir el efecto de otros medicamentos, como:

  • Anticoagulantes
  • Diazepam, fenitoína y warfarina
  • Derivados de la indandiona
  • Benzodiacepinas
  • Depresores de la médula ósea
  • Ésteres de ampicilina
  • Sales de hierro
  • Itraconazol y ketoconazol

¿Es perjudicial el uso continuado de Omeprazol?

La pregunta sigue siendo: ¿tomar omeprazol a diario puede ser perjudicial para la salud a largo plazo?

La cuestión sigue dividiendo las opiniones de la comunidad científica. No es difícil encontrar profesionales que justifiquen que el control médico y el uso consciente son más que suficientes para evitar futuros problemas. Sin embargo, también hay quienes prefieren optar por otros remedios y recetas caseras para aliviar los problemas gástricos durante mucho tiempo.

Los que defienden la sustitución del Omeprazol se basan en los siguientes argumentos:

Determina la absorción de nutrientes

El uso excesivo del medicamento puede perjudicar la absorción de minerales y vitaminas por parte del organismo, ya que inhibe la producción de sustancias que realizan esta labor. Esto, en sí mismo, es suficiente para causar una serie de problemas.

La anemia ferropénica, por ejemplo, no es más que la consecuencia directa de la falta de hierro en el organismo. Por lo tanto, si en el proceso de control del ácido clorhídrico liberado para la digestión el Omeprazol también acaba perjudicando la absorción del hierro, la anemia es una complicación muy plausible.

Del mismo modo, también pueden acabar apareciendo otras enfermedades que dependen del mejor uso de ciertos nutrientes para mantenerse alejadas, como la osteoporosis, que puede prevenirse mediante una dieta rica en calcio.

Cáncer de estómago

Todavía hay algunas personas que creen que el omeprazol provoca cáncer de estómago si se utiliza durante periodos prolongados, pero todavía no hay suficientes datos científicos para demostrar o descartar dicha hipótesis.