Saltar al contenido

Proteína C reactiva: qué es, para qué sirve, resultados y más sobre la prueba

mayo 24, 2021

Aunque la prueba de la proteína C reactiva (PCR) es sencilla de realizar, sus resultados son valiosos. Es una forma de identificar las infecciones e inflamaciones que se están produciendo en el organismo -como una infección de las vías urinarias, por ejemplo-, pero también de saber cuál es el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o incluso un ictus (accidente cerebrovascular), convirtiéndose en una poderosa herramienta para evitar que estos sucesos lleguen a producirse.

Conozca más sobre esta prueba a continuación.

¿Qué es la c?

La proteína C reactiva es una sustancia producida en el hígado que puede elevarse significativamente durante una inflamación o infección aguda o crónica.

Otro uso de la PCR es la evaluación del riesgo cardiovascular.

¿Para qué sirve la prueba?

La proteína C reactiva es un biomarcador para evaluar los procesos inflamatorios. Es útil para detectar y evaluar estados inflamatorios agudos (como la infección y la sepsis) y estados inflamatorios crónicos (como el lupus y otras enfermedades reumáticas).

Actualmente, la prueba es más útil en la evaluación del riesgo cardiovascular. Una pequeña elevación de la concentración de PCR, incluso dentro del intervalo de referencia, se asocia a un mayor riesgo de sufrir futuros eventos de enfermedad coronaria en hombres y mujeres.

¿Cómo se realiza?

Preparación

No se requiere ninguna preparación específica, como el ayuno, para realizar la prueba de la proteína C reactiva.

Procedimiento

Se trata de un análisis de sangre común que se realiza en un laboratorio utilizando una aguja.

Para que la PCR pueda utilizarse como marcador del riesgo cardiovascular, la prueba debe realizarse con un método denominado “ultrasensible”.

¿Duele?

Como la sangre se extrae con una aguja y una jeringa, puede haber dolor por la punción. Las personas que tienen una afección o miedo a las agujas pueden experimentar molestias durante la prueba.

Posibles resultados de la prueba de la proteína C reactiva

Los resultados de la prueba C-RP pueden interpretarse de dos maneras diferentes, dependiendo del objetivo para el que se haya solicitado: como indicador de riesgo cardiovascular o como indicador de procesos infecciosos e inflamatorios.

Resultados de la prueba de la proteína C reactiva para el riesgo cardiovascular

Para la evaluación del riesgo de enfermedad aterosclerótica -como el infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular (ACV) y la muerte súbita por causas cardiovasculares- los valores de referencia sugeridos son

  • Menos de 0,1 mg/dL: riesgo bajo;
  • De 0,1 a 0,3 mg/dL: riesgo medio;
  • Más de 0,3 mg/dL: alto riesgo.

Resultado de la prueba de la proteína C reactiva para detectar infecciones o inflamaciones

Los valores de referencia sugeridos para evaluar los procesos infecciosos e inflamatorios son:

  • 1,0 a 5,0 mg/dL: infecciones virales y procesos inflamatorios leves;
  • 5,1 a 20,0 mg/dL: infecciones bacterianas y procesos inflamatorios sistémicos;
  • Por encima de 20,0 mg/dL: infecciones graves, quemaduras importantes y politraumatismos.

¿Hay alguna contraindicación?

No hay contraindicaciones para el examen. Sin embargo, a efectos de evaluación del riesgo cardiovascular, la prueba debe repetirse cada tres o seis semanas cuando se observe un valor superior a 0,3 mg/dL para descartar la existencia de un proceso inflamatorio o infeccioso agudo.

¿Qué puede interferir en la prueba?

La prueba se solicita principalmente cuando se sospecha una inflamación o una infección, sobre todo para diferenciar entre infecciones víricas y bacterianas. Cuando el paciente se encuentra en una de estas situaciones, la medición de la PCR no debe utilizarse para evaluar el riesgo cardiovascular.

Las muestras con altos niveles de lipemia (grasa) pueden interferir en la prueba. En esta situación, es necesario repetir la prueba, especialmente si el análisis se realiza para la evaluación del riesgo cardiovascular.