Saltar al contenido

Prueba de Papanicolaou: qué es, para qué sirve, cómo se hace, resultados y más

mayo 24, 2021

La citología vaginal, también llamada frotis cervicovaginal o colpocitología cervical oncótica, es una de las pruebas más conocidas por la población femenina. Es el que hace el seguimiento del cáncer de cuello uterino, el tercer tipo de cáncer que más mata a las mujeres.

Aunque es muy recomendable, todavía hay muchas preguntas sobre el procedimiento. A continuación, responda a ellas y comprenda mejor:

¿Qué es la prueba de Papanicolaou?

La citología es un examen de rutina para las mujeres que se basa en un análisis citopatológico, es decir, de las células del cuello uterino. Su función es identificar posibles alteraciones para realizar tratamientos previos, evitando complicaciones más graves.

¿Quién debe hacerlo?

La citología debe ser realizada por mujeres mayores de 25 años y que hayan tenido actividad sexual durante al menos 3 años. Después de los 64 años o tras una operación de histerectomía ya no es necesario.

Un centro nacional de investigación del cáncer en los Estados Unidos – muestran que el cribado antes de los 25 años es innecesario incluso en las mujeres con actividad sexual activa.

El cáncer de cuello de útero es poco frecuente hasta los 30 años y su máxima incidencia se produce entre los 45 y los 50 años.

¿Con qué frecuencia tengo que hacerme las pruebas?

Tras el primer cribado a los 25 años, debe realizarse otra recogida al cabo de un año. En caso de que los dos resultados no presenten alteraciones, el examen deberá repetirse sólo después de tres años y así sucesivamente.

Es importante resaltar que los exámenes que proporcionan mayor detalle de los cambios en las células, como la colposcopia, sólo deben realizarse si hay cambios previos diagnosticados en la citología.

¿Para qué sirve?

La citología es una prueba que se realiza para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS) -como la tricomoniasis y la candidiasis-, infecciones vaginales y alteraciones en las células del cuello del útero. Es la principal estrategia para identificar las lesiones de forma precoz y tratarlas antes de que la enfermedad empeore. Es importante señalar que los síntomas del cáncer de cuello de útero sólo aparecen cuando la enfermedad ya está muy avanzada.

¿Detecta el VPH?

La prueba de Papanicolaou no detecta el Virus del Papiloma Humano (VPH), pero puede identificar posibles cambios en las células del cuello uterino que podrían ser causados por él.

Si el resultado es alarmante, el médico pedirá otras pruebas para detallar la situación de las células e identificar el virus o la bacteria culpable. En estos casos, es necesario realizar una colposcopia.

¿Duele?

Es relativamente común que las mujeres reporten dolor al realizar el papanicolau, sin embargo, esto no es estándar y generalmente sucede por varias razones, como la tensión por parte de la paciente o la falta de preparación del profesional de la salud para realizar la prueba, ya que el procedimiento no requiere ningún corte.

Es importante destacar que, normalmente, el momento de abrir el espéculo es el que generalmente molesta, porque la vagina no está lubricada y preparada para recibir el instrumento.

Afortunadamente, los lugares a favor de la atención humanizada están sugiriendo que sea la propia paciente la que haga la introducción del espéculo, porque así se respeta su tiempo y se siente más relajada. Es esencial que todas las mujeres sepan que tienen este derecho, confiando únicamente en la orientación del médico para colocar correctamente el instrumento.

¿Cómo se realiza la citología?

Para realizar la citología, el médico debe introducir suavemente el espéculo (también conocido como pico de pato) en la vagina de la mujer. Este instrumento abrirá el canal en unos 5 cm, lo que permitirá visualizar el cuello uterino.

A continuación, el médico observará la vagina y el cuello uterino en busca de manchas, verrugas, lesiones u otros posibles cambios. A continuación, el médico recogerá una pequeña y superficial muestra de moco del cuello uterino con una espátula (por eso el examen también se llama frotis).

La muestra recogida será analizada por un laboratorio.

Preparación

Para que las muestras sean de calidad, la mujer debe abstenerse de mantener relaciones sexuales, idealmente durante 72 horas antes de la colpocitología oncológica (con o sin preservativo) y necesariamente durante 48 horas. El paciente tampoco debe realizar duchas vaginales, ni utilizar pomadas, lubricantes y anticonceptivos locales.

¿Por qué no se puede tener relaciones sexuales antes de la citología?

La prueba pretende recoger muestras del cuello uterino en su estado natural. Las relaciones sexuales con penetración pueden provocar hemorragias atípicas, además de alterar los resultados de la prueba al interferir con la microbiota natural de la mujer.

¿Puedo realizar la prueba cuando estoy menstruando?

No, porque la sangre menstrual puede dañar el análisis. El periodo ideal del ciclo para la recogida del examen es una semana antes o diez días después de la menstruación. En estos periodos, ya no se produce la descamación natural del útero, lo que puede alterar los resultados.

Posibles resultados de la prueba de Papanicolaou

Inflamación

Es habitual que el resultado del examen se describa como “inflamación”. Si éste es el único diagnóstico, no se preocupe, porque el proceso inflamatorio sin alteración de las células está causado por una acción mecánica, es decir, por un pequeño hematoma debido a la penetración, otro toque más fuerte en el cuello del útero o la acción de los anticonceptivos hormonales.

Clase 1

Este resultado no diagnostica ningún cambio en el material probado. Por lo tanto, no se requiere ningún otro examen específico, ya que el cuello uterino no muestra un resultado que requiera atención.

Clase 2

En este caso, se identifican algunos cambios benignos, como las inflamaciones mencionadas en el primer punto. No es necesario realizar más pruebas, ya que no hay indicios de células precancerosas.

Clase 3

Este resultado de la prueba de Papanicolaou requiere un poco más de atención, ya que puede indicar la presencia de cambios celulares que indican algún tipo de VPH que presenta células precancerosas. Es importante mantener la calma y buscar la ayuda de un médico de confianza porque es muy común que la lesión remita espontáneamente.

Clase 4

Este resultado indica una probable aparición de cáncer de cuello de útero. Sin embargo, hay buenas opciones de tratamiento.

Clase 5

Este diagnóstico confirma la presencia de un cáncer de cuello de útero. Actualmente, existen tratamientos y cirugías muy eficaces para su erradicación.

Si los exámenes preventivos se realizan con la suficiente regularidad, se identificarán las células precancerosas antes de que el cáncer progrese a esta fase.

Muestra insatisfactoria

Se descartará una muestra cuando la haya:

  • Falta de identificación en el portaobjetos o en la requisición;
  • Diapositiva rota o mal colocada;
  • Células escamosas bien conservadas que cubren menos del 10% de la superficie del portaobjetos;
  • Obstrucción por sangre, inflamación, zonas engrosadas, mala fijación, sequedad u otros factores que impiden la interpretación de más del 75% de las células epiteliales

Complicaciones

El examen no es invasivo y no hay riesgos para su realización. Sin embargo, el médico debe realizarla con cuidado para no causar dolor al paciente.

Contraindicaciones

No hay contraindicaciones.

¿Se puede someter a las mujeres embarazadas a una prueba de Papanicolaou?

Las mujeres embarazadas pueden realizar la citología si se ha realizado hace más de tres años o si hay signos de alteraciones en las células.

¿Se pueden hacer vírgenes?

Las mujeres vírgenes deben hacerse la prueba de Papanicolaou sólo si se identifica un signo de lesión en los exámenes clínicos.