Saltar al contenido

Rayos: cómo protegerse y qué hacer si alguien es alcanzado

mayo 24, 2021

Los accidentes por rayos son bastante frecuentes, sobre todo en épocas de calor y lluvia, por lo que es importante estar informado sobre qué hacer para evitarlos.

Hablamos con un especialista y aclaramos, a continuación, cómo protegerse y actuar si alguien es alcanzado por un rayo.

¿Cómo se forman los rayos?

Los relámpagos son sucesos totalmente naturales, resultados del llamado fenómeno del ciclo del agua, en el que las partículas líquidas en las nubes -formadas por la evaporación natural de las vías de agua- crean un campo magnético que puede viajar hasta el suelo.

La descarga eléctrica busca el punto de menor distancia entre la nube y el suelo para instalarse, lo que se explica porque, la mayoría de las veces, los rayos alcanzan superficies de gran altura, como edificios altos, pararrayos y árboles.

De la misma manera, si una persona de cualquier altura es el punto más alto entre las nubes y el suelo, puede ser alcanzada.

Cálculo de la distancia

La forma más fácil y eficaz de averiguar la distancia entre una persona y un rayo, y así tener la oportunidad de protegerse y salvar su propia vida, es:

  1. Fíjate en el destello de luz (relámpago)
  2. Empieza a contar en segundos y termina cuando oigas el trueno (sonido del rayo)

Cada segundo de tiempo equivale a 340 metros de distancia. En otras palabras, si se tarda tres segundos en oír el trueno después de ver el relámpago, significa que el rayo cayó a una distancia de un kilómetro y 20 metros. En ese caso, es posible encontrar refugio y protegerse de un posible nuevo rayo.

Si el intervalo de tiempo entre el relámpago y el trueno es de un segundo, por ejemplo, significa que el rayo está muy cerca, por lo que es necesario tomar medidas de emergencia como agacharse.

¿Cómo protegerse?

En primer lugar, hay que dejar claro que en hipótesis algún tiempo de incidencia de los rayos hay que quedarse sin abrigo. Sin embargo, está indicado elegir bien el refugio porque los puntos altos en campos abiertos tienen más posibilidades de ser alcanzados.

Consulte las instrucciones para protegerse ante la aparición de rayos en lluvias y tormentas:

  • Nunca permanezca en zonas abiertas, como campos y playas;
  • No te refugies debajo de los árboles, porque sirven de pararrayos;
  • Intente protegerse dentro de los edificios construidos con hormigón;
  • Cúbrase en el interior de un coche con las ventanillas cerradas, ya que el capó metálico forma una “jaula protectora” que impide la entrada de corrientes eléctricas;
  • Desenchufa los equipos eléctricos;
  • No utilices la ducha;
  • No permanezca bajo estructuras frágiles, como tiendas de campaña;
  • No entre o permanezca en piscinas o en el mar porque el agua es un conductor de energía.

Si no hay forma de refugiarse, agáchese en posición fetal con los brazos alrededor de la cabeza. De este modo, si te cae un rayo, puedes proteger tu corazón de la descarga eléctrica y salvarte.

Primeros auxilios

En caso de presenciar la caída de un rayo sobre alguien, es posible prestarle los primeros auxilios y evitar que muera.

En contra de lo que predica el sentido común, una persona a la que le ha caído un rayo no transmite la electricidad, a diferencia de lo que ocurre cuando alguien toca un cable de alta tensión, porque el rayo sólo lo atraviesa y no se queda en el cuerpo.

El paso a paso para prestar primeros auxilios en caso de rayo es:

  1. Refugiar a la víctima en un lugar seguro y evitar otra descarga
  2. Compruebe si la víctima respira y tiene pulso
  3. Si la víctima no responde, inicie las compresiones cardíacas, realizando al menos cien por minuto, hasta que llegue la ayuda especializada