Saltar al contenido

Síndrome de Guillain-Barré: síntomas, cura y tratamiento

mayo 24, 2021

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad autoinmune, es decir, se produce cuando el sistema inmunitario crea anticuerpos contra el propio organismo. En esta enfermedad, el ataque se produce en el sistema nervioso periférico y, en consecuencia, afecta al funcionamiento de los nervios que controlan el movimiento de los músculos, generando debilidad y pérdida de sensibilidad en algunas zonas del cuerpo, como las piernas y los brazos.

¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?

El síndrome de Guillain-Barré o polirradiculoneuritis aguda se produce cuando los mecanismos del sistema inmunitario comienzan a atacar el sistema nervioso periférico. Las consecuencias afectan, por tanto, a la comunicación con otras partes del cuerpo.

Se trata de un síndrome raro pero grave que requiere atención de urgencia tras la aparición de los síntomas.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 3% y el 5% de los pacientes de Guillain-Barré mueren a causa de sus desdoblamientos, que pueden incluir la parálisis de los músculos que controlan la respiración, provocando una insuficiencia respiratoria, así como infecciones sanguíneas, coágulos en el pulmón e incluso un paro cardíaco.

Tipos

La enfermedad tiene subtipos que se diferencian según la lesión y sus síntomas. Pueden ser

  • Polirradiculoneuropatía inflamatoria aguda: uno de los síntomas más evidentes de este subtipo es la debilidad muscular que comienza en la región de las piernas y se extiende a los brazos.
  • Síndrome de Miller Fisher: la parálisis comienza en los ojos y también se asocia con movimientos inestables al caminar.
  • Neuropatía axonal motora aguda: subtipo raro que ataca parte de los nervios motores.
  • Neuropatía axonal aguda motora-sensorial: afecta también a los nervios sensoriales y a las raíces nerviosas, como el subtipo anterior. Sin embargo, sus síntomas son menos evidentes.

Causas

Todavía se desconocen las causas exactas de la enfermedad. Sin embargo, se sabe que la aparición de otras patologías, como las infecciones, caso del Zika Virus y el Chikungunya, puede provocar esta reacción contraria en el sistema inmunitario, que crea anticuerpos autoinmunes llamados autoanticuerpos.

Dos tercios de las personas que desarrollan el síndrome manifiestan los síntomas días o semanas después de una infección en el tracto gastrointestinal o respiratorio. Entre ellas, la que más comúnmente precede al Guillain-Barré es la diarrea causada por la bacteria Campylobacter jejuni.

Guillain-Barré y las vacunas

Es raro que el Síndrome de Guillain-Barré ocurra como resultado de la aplicación de cualquier vacuna. Por lo tanto, todavía no hay consenso sobre la relación causa-efecto entre las inmunizaciones y la enfermedad, considerándose sólo una coincidencia.

Factores de riesgo

Existen algunos factores de riesgo que pueden desencadenar el síndrome de Guillain-Barré. Entre ellos se encuentran el ser varones adultos y el haber contraído agentes como la Gripe, Epstein-Berr e incluso el VIH.

Signos y síntomas del síndrome de Guillain-Barré

Los signos y síntomas del síndrome de Guillain-Barré comienzan con el entumecimiento de los pies y las manos.

Luego, puede haber molestias en las extremidades inferiores, como la debilidad muscular que comienza en las piernas y, posteriormente, puede afectar a los brazos.

Esta falta de fuerza también puede afectar, además de a las extremidades, a los músculos respiratorios y a los nervios craneales, de ahí su gravedad, ya que puede provocar parálisis facial, dificultad para tragar y ausencia de movimiento respiratorio.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas detectados por el especialista al realizar los exámenes clínicos y evaluar el historial del paciente. Además, se pueden solicitar exámenes complementarios, que son:

  • Punción lumbar para recoger líquido cefalorraquídeo
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Electromiografía (EMG) para comprobar la actividad eléctrica de los músculos
  • Prueba de velocidad de conducción nerviosa
  • Pruebas de función pulmonar

¿Qué tipo de profesional debe consultar?

El infectólogo, el neurólogo y el médico de cabecera son los profesionales que pueden investigar la afección.

Complicaciones

La evolución del Síndrome de Guillain-Barré puede ser muy rápida e incluso mortal, ya que provoca la parálisis de los músculos que controlan la respiración, lo que conlleva infecciones sanguíneas, coágulos de sangre en el pulmón o paro cardíaco.

¿Se puede curar?

Es posible curarse de la polirradiculoneuritis aguda. Sin embargo, su recuperación puede evolucionar lentamente y puede durar semanas o incluso meses, además de necesitar un acompañamiento constante con especialistas.

Tratamientos del síndrome de Guillain-Barré

Medicamentos

Los especialistas pueden indicar algunos tratamientos, como inyecciones de anticuerpos, llamados inmunoglobinas, que combaten los organismos que atacan el sistema nervioso.

También existe la posibilidad de un procedimiento similar a la hemodiálisis, que se llama plasmaféresis y filtra la sangre para reducir la cantidad de organismos que atacan los nervios.

Fisioterapia

El tratamiento de fisioterapia para el síndrome de Guillain-Barré es una forma de ayudar a la recuperación del movimiento y la función nerviosa.

Terapia Ocupacional

La terapia ocupacional puede ser muy útil para los afectados por el síndrome de Guillain-Barré. Esto se debe a que este tipo de atención se centra en actividades específicas para tratar los trastornos físicos y/o mentales y los desajustes emocionales y sociales. A través de tecnologías y actividades diversas, promueve la autonomía del paciente, con un plan de rehabilitación y adaptación del individuo.

Pronóstico

Los niños suelen tener una buena mejoría de la enfermedad y no suelen presentar secuelas.

Sin embargo, los adultos pueden presentar durante algún tiempo una leve dificultad para caminar o incluso necesitar una silla de ruedas, debido a la constante debilidad en las extremidades. Sigue habiendo posibilidades de que haya dificultades para hablar y tragar.

Prevención

Dado que se trata de una enfermedad autoinmune y puede preceder a una serie de afecciones, todavía no existe una prevención específica. Por ello, es prudente evitar las infecciones, como la gripe, el dengue y el zika, que pueden ser los desencadenantes del síndrome de Guillain-Barré.