Saltar al contenido

Traqueotomía: qué es, cuándo es necesaria, cuidados y más

mayo 25, 2021

La traqueotomía es un procedimiento que tiene por objeto restablecer el flujo de aire a los pulmones cuando la respiración natural -sin ayuda de ningún dispositivo- y la realizada mediante intubación ya no son posibles.

La técnica está programada en parte de los casos, pero en otros su realización es urgente e importante para salvar vidas.

Entienda todo sobre la traqueotomía a continuación.

¿Qué es la traqueotomía?

La traqueotomía es un procedimiento quirúrgico muy antiguo, con registros en la medicina hindú que se remontan a miles de años, pero sólo se popularizó en la práctica médica en 1850 con la epidemia de difteria en Europa.

El procedimiento consiste en realizar una incisión en la región cervical anterior (cuello), creando un orificio en la tráquea para la inserción de una cánula que permite la entrada de aire, restableciendo el proceso respiratorio del paciente.

¿Para qué sirve?

La traqueotomía se utiliza para permitir el flujo de aire a los pulmones cuando hay problemas respiratorios o incluso neurológicos que lo impiden, como la insuficiencia respiratoria aguda o la esclerosis lateral amiotrófica -una enfermedad neurológica en la que el estímulo nervioso para diferentes funciones fisiológicas, como la respiración, disminuye progresivamente-.

En los procesos agudos se suele realizar previamente una intubación orotraqueal, técnica en la que se introduce una cánula desde la boca hasta la tráquea y luego se conecta a un dispositivo de ventilación mecánica, que genera un flujo de aire adecuado para que el paciente pueda respirar. Este método, sin embargo, no debe mantenerse durante largos períodos, estando indicado sustituirlo por la traqueotomía.

¿Cómo se realiza?

Preparación

La preparación para la traqueotomía incluye los procedimientos habituales de una intervención quirúrgica, como el ayuno, la realización de exámenes, la anestesia, entre otros. Sin embargo, hay situaciones de extrema urgencia que exigen medidas inmediatas y, por lo tanto, excluyen estos preparativos.

Procedimiento

La cirugía se realiza con una incisión en la parte anterior del cuello. A continuación, se coloca una cánula de traqueotomía, que mantiene abiertas las vías respiratorias y, al igual que la cánula orotraqueal, puede conectarse a la ventilación mecánica.

¿Duele?

Después de la intervención, puede haber dolor causado por la manipulación quirúrgica y el médico puede recetar medicamentos para reducir las molestias.

¿Durante cuánto tiempo es necesario?

La traqueotomía puede ser temporal o definitiva.

El temporal permanecerá activo hasta la reversión de la condición que exigió el procedimiento. En la definitiva, la afección que impide el restablecimiento del flujo respiratorio normal es irreversible, por lo que el paciente tendrá que convivir con la traqueotomía de forma permanente.

¿Es reversible?

La traqueotomía es reversible siempre que se resuelva la alteración de salud que la hizo necesaria en un primer momento, como una neumonía grave seguida de una insuficiencia respiratoria aguda.

En estos casos, equipos multiprofesionales trabajan para restablecer la respiración normal. Una vez hecho esto, se retira la cánula.

Riesgos

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, la traqueotomía presenta riesgos:

  • Obstrucción de la cánula
  • Infecciones
  • Sangrías
  • Exceso de secreción
  • Lesiones esofágicas
  • Fístulas
  • Disfagia (dificultad para tragar)
  • Problemas de curación

Indicaciones

Entre las deficiencias que impiden el proceso normal de la respiración y que indican una traqueotomía están

  • Obstrucción de las vías respiratorias como consecuencia de tumores de laringe o cuello
  • Traumatismo facial extenso
  • Intubación prolongada
  • Insuficiencia respiratoria grave
  • Reacciones alérgicas graves con obstrucción de las vías respiratorias

Contraindicaciones

Algunas de las contraindicaciones de este procedimiento son:

  • Alteraciones de la coagulación no corregibles
  • Situaciones en las que la anatomía del cuello está alterada por un tumor
  • Hematoma
  • Tromegalia (aumento significativo del tamaño de la tiroides)
  • Secuela de una intervención quirúrgica anterior
  • Procesos infecciosos de las partes blandas del cuello
  • Traqueomalacia

Complicaciones

Después del procedimiento, es esencial prestar atención a las posibles complicaciones.

Estas intercurrencias pueden ser tempranas, como:

  • Sangrado
  • Traqueítis
  • Enfisema subcutáneo (presencia de aire bajo la piel)
  • Todavía pueden presentarse tarde:
  • Tarde
  • Traqueomalacia
  • Estenosis
  • Fístula traqueoesofágica
  • Fístula traqueocutánea
  • Imposibilidad de retirar la cánula (por parálisis de las cuerdas vocales, lesión de la laringe, etc.)

Cuidados después de la traqueotomía

La cánula de traqueotomía debe ser succionada para eliminar completamente todas las secreciones, seguida de una cuidadosa higienización de la cánula.

El vendaje debe cambiarse al menos dos veces al día y hay que tener cuidado de que no entre agua en la sonda (al bañarse, por ejemplo).

¿Puede el paciente hablar después de la traqueotomía?

Es posible que el paciente vuelva a hablar cerrando la cánula de traqueotomía, lo que puede hacerse manualmente o mediante una válvula fonatoria, que se inserta en la parte de la cánula que sobresale en el cuello. La oclusión de la trompa permite que el aire expulsado de los pulmones pase por las cuerdas vocales y produzca la fonación.